sábado, 25 de febrero de 2012

"EL ESLABON MAS ALTO QUE PUEDA ALCANZAR LA ESPECIE HUMANA ES SER REVOLUCIONARIO"

ERNESTO "CHE" GUEVARA


"Esa es nuestra tarea futura: hacer retornar al pueblo el concepto de su propia fuerza, de la seguridad absoluta en que sus derechos individuales, respaldados por la Constitución, sean su mayor tesoro. Más aún que el vuelo de las campanas, anunciará la liberación y el retorno de la antigua carcajada alegre, de despreocupada seguridad que hoy ha perdido el pueblo". 
CHE GUEVARA 

ALGO DE HISTORIA REVOLUCIONARIA VENEZOLANA DE LOS 60/70

A finales de los 60, la guerrilla en Venezuela había sido prácticamente derrotada. El Partido Comunista de Venezuela (PCV), había renunciado a la lucha armada a mediados de la década y el Movimiento de Izquierda Venezolano (MIR), seguiría sus pasos sumándose a las políticas de «pacificación» de Rafael Caldera. Esta crisis de los proyectos insurgentes no significaría, sin embargo, la desaparición de la actividad guerrillera, que se mantendría latente durante la siguiente década. Del PCV y del MIR surgirían nuevas organizaciones revolucionarias que, sin rechazar la vía armada, redefinirán su estrategia priorizando proyectos políticos legales o semilegales. Este trabajo analiza la evolución de uno de estos grupos, la Organización de Revolucionarios (OR), desde su constitución como fracción del MIR hasta la legalización de sus principales dirigentes en la clandestinidad.

Compañeros integrantes de la guerrilla de los años 60.

DE LA CRISIS DEL MIR A LA ORGANIZACIÓN DE REVOLUCIONARIOS (OR)

En diciembre de 1968 se celebraron nuevas elecciones en Venezuela. El debate en torno a los comicios y las políticas de pacificación lanzadas por el candidato de Copei, Rafael Caldera, llevarán hasta un punto definitivo la crisis que venía arrastrando el movimiento guerrillero venezolano desde 1963. Los resultados dieron por ganador al candidato de Copei, produciéndose la primera alternancia de poder entre los partidos del Pacto de Punto Fijo, que volvía nuevamente a ser refrendado en las urnas. El Partido Comunista, que desde 1967 había renunciado formalmente a la lucha armada, participó de los comicios bajo la fórmula Unidos para Avanzar (UPA), y sería nuevamente legalizado en 1969 mediante una amnistía general decretada por el Gobierno de Rafael Caldera. En el plano de la insurgencia, la victoria de Copei agudizó la crisis que aquejaba al movimiento revolucionario venezolano. El PRV-FALN debió enfrentar la pérdida del apoyo que hasta el momento había recibido de Cuba, mientras que el MIR se enrumbó definitivamente hacia la legalidad Frente al proceso electoral, el MIR había propuesto una táctica ambigua, que consistió en la no participación a través de tres fórmulas: no inscribirse en los registros electorales, no votar o votar nulo.

Fuerzas Armadas Liberación Nacional
Esta ambigüedad respondía a la situación interna de la organización, con varias direcciones que se reclamaban legítimas, y las diferentes posiciones asumidas por las estructuras de la organización. Por un lado, la Dirección Nacional, representada por Américo Martín, que apoyaba la participación en el proceso electoral. Posición que también compartía Moisés Moleiro y el llamado Núcleo Principal de Dirección. A esta postura se oponían, en cambio, la comandancia del Frente Guerrillero Antonio José de Sucre FGAJS) y la Juventud del MIR, estructuras de las que surgirían Bandera Roja y la Organización de Revolucionarios.

Así, entre 1969 y 1970, el MIR se divide en tres organizaciones. Por una parte, quienes mantienen las siglas del MIR se lanzarán abiertamente a la vía electoral. Por otra parte, entre aquellos que defendían la necesidad de continuar la actividad clandestina y la lucha político-militar surgirán dos organizaciones: Bandera Roja. partido dirigido por Carlos Betancourt, Gabriel Puerta Aponte y Américo Silva; y la Organización de Revolucionarios (OR).

ORGANIZACIÓN DE REVOLUCIONARIOS (OR)

La OR surge formalmente el 15 de mayo de 1970, tras la expulsión de Julio Escalona, Marcos Gómez y Fernando Soto Rojas del FGAJS, estructurado como tendencia marxista-leninista del MIR. Junto a dirigentes y combatientes del FGAJS, la OR se fue conformando con distintos grupos del MIR que  actuaban en forma dispersa (Juventud del MIR, ex combatientes del Frente Guerrillero Ezequiel Zamora (FGEZ) y la Célula Camilo Torres en el Oriente de Venezuela). Tanto Bandera Roja como la OR acordaban en la necesidad de mantener la lucha armada y en su definición ideológica como marxistas-leninistas. Diferían, en cambio, en su concepción político-militar. Para los miembros de lo que después se estructuraría como OR la concepción de Betancourt y Puerta Aponte era foquista y repetía los errores que habían llevado al movimiento revolucionario venezolano a una situación de crisis. Por el contrario, la OR se planteó tempranamente una revisión de ese modelo, haciendo especial hincapié en el aislamiento de las organizaciones guerrilleras y en la necesidad de generar estructuras legales o semilegales.

Para el momento de la fundación de la OR, al éxito operativo de los Tupamaros en Uruguay se sumaba la resistencia armada a la dictadura en Brasil y la aparición de grupos guerrilleros en Argentina (Montoneros y ERP) que durante los primeros años de la década alcanzarán un importante desarrollo. En resumen, hablamos de una crisis del modelo del foco guerrillero rural, pero no de la lucha armada como forma de acción política. Ambas situaciones, la revisión del modelo foquista y la necesidad de proseguir la lucha armada, quedarán reflejadas en la base teórica y en las líneas de actuación de la OR en sus primeros años. La OR se definirá en esta primera etapa como una organización transitoria, no hegemónica, e  inspirada en el marxismo-leninismo y en la concepción de guerra popular. Así, señalará como sus objetivos inmediatos la recuperación del movimiento revolucionario e insistirá en proseguir la lucha armada para transformarla en una verdadera guerra popular. . Para la OR, lograr este avance sólo era posible resolviendo el problema de los vínculos con las masas y articulando un  amplio movimiento de guerrillas que se desarrollase en tres ámbitos: las fábricas, los barrios de las grandes ciudades y en las zonas suburbanas.


En el plano político, la OR defenderá la combinación de las diferentes formas de lucha, postura que se traducirá en su forma organizativa, con la construcción de una vertiente guerrillera, una vertiente política clandestina y una vertiente legal o abierta. Igualmente, en el plano militar transitará de la concepción de columna guerrillera predominante en los 60 al destacamento móvil, vinculado a los centros económicos y aplicando la concentración y desconcentración de fuerzas. En este sentido, el Destacamento Guerrillero José Félix Ribas, organismo militar de la Organización de Revolucionarios, mantuvo grupos de combate en la zona Sur del Lago de Maracaibo, Guayana, Puerto La Cruz y Clarines.

Camaradas guerrilleros en selvas venezolanas
La Organización de Revolucionarios mostrará una capacidad operativa muy limitada que se acentuaría con la detención de los principales dirigentes de la OR en las estructuras del Occidente y el Oriente venezolano. En esta última región, la deserción de Luis Planchart «Manuel», combatiente de la Unidad Cacique Guaicaipuro, provocó que el Ejército estableciera un cerco sobre la zona donde operaba esta estructura. Como consecuencia fueron detenidos dos campesinos vinculados a la OR y apresados los dirigentes David Nieves, identificado por el propio Planchart en Barcelona, y poco después Onofre Valles, en Puerto la Cruz En el Occidente del país, el golpe fue todavía mayor, por cuanto a la deserción de Argenis Rojas «Loyola» o «El llanero», se unió la espantada de un cuadro de dirección de la OR en esta región, Leovigildo Briceño «Benito», cuya colaboración con el Ejército permitió la detención de José Zabala y de buena parte de la dirigencia de la OR en la zona occidental. A estos golpes represivos, se sumaba la detención por el Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIFA) de Emerio Matos, Luis Guevara Hernández y Julio Ulloa en enero de 1970.

La OR desarrollaria operaciones de propaganda armada, en coordinación con estructuras del PRV-FALN, como la colocación de artefactos explosivos en los Almacenes Caracas en Los Flores de Catia (Caracas), la Fábrica de Mecates de los Dos Caminos (Caracas), los Almacenes Surf-Side, o el Automercado CADA, también en Caracas. Todas ellas acciones en apoyo a conflictos laborales realizadas en marzo 1974. Durante el Gobierno de Rafael Caldera, se amplían las posibilidades de acción legal para las organizaciones políticas de oposición –como el Partido Comunista-, pero se incrementa la conflictividad social, motivada por protestas de carácter socioeconómico y, en menor medida, de demandas políticas, a las que el Ejecutivo responderá incrementando la represión. Para la OR, esta conflictividad social fue interpretada como una oportunidad para el movimiento revolucionario, que debía apartarse de las acciones armadas guerrilleras, sin vinculación con conflictos concretos, y centrar sus esfuerzos en dirigir estos conflictos, buscando politizar la protesta social.

DE LA LIGA SOCIALISTA A LA LEGALIZACIÓN DE LOS DIRIGENTES DE LA OR.-

En esta paradoja política se inserta el surgimiento de la Liga por los Derechos del Pueblo y el Socialismo –posteriormente Liga Socialista-, conformada en noviembre de 1973, por dirigentes como David Nieves, Oscar Battaglini, Carmelo Laborit y Jorge Rodríguez, poco antes de los comicios que llevarían a la presidencia al candidato adeco Carlos Andrés Pérez. La creación de la Liga Socialista (LS) está íntimamente ligada a la táctica del voto nulo impulsada por la OR y a la vinculación con las masas que proclamaba la organización clandestina. La LS era la expresión organizativa del viraje que había desarrollado la OR desde su fundación, estructurada como una organización de masas, abierta, y cuyos objetivos proclamados eran la difusión del socialismo y la organización de los sectores más avanzados, que permitiera la construcción de una vanguardia revolucionaria.

En cuanto a las relaciones entre la Liga y la Organización de Revolucionarios, aunque se mantenía una autonomía relativa en el terreno táctico, existía una coordinación entre las direcciones, de manera que un miembro del Comité Nacional de la LS formaba parte a la vez del Comité Político Militar de la OR, siendo la organización clandestina la que marcaba los pasos.                                                                                                                                                              

David Nienes
Jorge Rodriguez


LA LIGA SOCIALISTA.-

La Liga Socialista, fue una organización política revolucionaria de Venezuela, surgida como fachada legal de la Organización de Revolucionarios (OR),organización surgida de la división del Frente Guerrillero Antonio José de Sucre el cual, a su vez, fue una división del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en 1969.

Esta organización se definió como marxista leninista maoísta, entre sus fundadores se encuentra el dirigente Jorge Rodríguez, (asesinado por la DISIP y padre del ex Vicepresidente venezolano Jorge Rodríguez Gómez), Carmelo Laborit, Julio Escalona, Marcos Gómez, Fernando Soto Rojas, Orlando Yajure y otros
El socialismo se conquista peleando, fue siempre el grito de combate en la Liga Socialista en la década de los 70

Fue creada con la idea de transformar el estado burgués e instaurar el poder de la clase trabajadora y explotada.
Logo de la Liga Socialista
La Liga Socialista era partidaria de las corrientes marxista-leninistas dentro del pensamiento de izquierda, no obstante gran parte de su accionar político se desarrolló entre el estudiantado universitario y en las escuelas secundarias, donde llegó a acumular gran fortaleza, allí actuó durante mucho tiempo a través de una fachada conocida como MEUP (Movimiento Estudiantil de Unidad Popular), también durante un tiempo fundó movimientos de apariencia independiente. El MEUP fue el que alcanzó mayor relevancia por la fuerte implantación que la Liga alcanzó en el ámbito universitario, y como fuente de incorporación de militantes a la LS.

La Liga Socialista se perfilo como una de las alternativas válidas más importantes para la reorganización del movimiento revolucionario disperso y encapsulado.

Los principales combates políticos de la LS en este periodo se centraron justamente en la lucha contra lo que consideraron falsas nacionalizaciones del hierro y el petróleo, de las que señalaban que no generaban un avance ni en las condiciones de explotación del pueblo ni otorgaban mayor soberanía al país, ya que transferían al Estado las fases menos rentables del negocio: la exploración y la extracción. La otra línea de acción fundamental será la lucha contra la represión. El propio nombre de origen de la Liga por los Derechos del Pueblo, marca esta orientación en defensa de los derechos políticos, económicos y sociales del pueblo.

Su logo fue creado por un reconocido luchador político, conocido por su seudónimo como el ovni.
Durante 1975 y 1976, en la Liga Socialista se comenzó a ver un crecimiento y la expansión a escala Nacional. La Liga Socialista comenzó a realizar concentraciones públicas importantes (como la marcha antiimperialista que cruzo el país de oriente a occidente y de norte a sur y culmino con una gran concentración popular en Cabimas), a ganar elecciones sindicales, elecciones en centros de estudiantes entre otros.

El 27 de Febrero de 1976 fue secuestrado el vicepresidente de la  Owens Illinois, William Frank Niehous, (el secuestro más largo en la historia de Venezuela) por parte de los autodenominados Grupos de Comando  Revolucionarios. Esta acción fue utilizada por el gobierno de Carlos  Andrés Pérez como justificación para actuar contra las libertades  democráticas. Lo que trajo como consecuencia el que fueran allanadas varias residencias de compañeros y bases de  la organización, así como también la desaparición de los algunos compañeros. . La arremetida contra la organización fue completamente represiva por parte de los órganos de seguridad del estado. La persecución y muerte de líderes estudiantiles, revolucionarios y  dirigentes sociales se consumaron bajo el pretexto de la búsqueda del  industrial norteamericano entre los que destacan Wilfredo García Silva,  José Aquino Carpio, Lilian Gutiérrez, Nelson Rodríguez, Ricardo Acevedo,  Agustín Serrano, Tito González Heredia y Jorge Rodríguez. Se desató una  feroz represión gubernamental contra los sectores populares y  revolucionarios, que se expresó en el encarcelamiento de un conjunto de  dirigentes políticos acusados de haber participado en el plagio, entre  ellos Salóm Mesa Espinoza, David Nieves y Carlos Lanz, quien fue  liberado en 1984

En 1976.la organización se minimizó luego del asesinato por parte de los órganos de seguridad del estado, de quien fuera hasta ese momento su Secretario General Jorge Rodríguez, lo que significó un duro golpe para la Liga, por su proyección pública, hasta desaparecer sus actividades clandestinas. La Liga Socialista continuaría, sin embargo, su proceso de institucionalización que se concretaría con la inscripción en el Consejo Supremo Electoral a mediados de 1978 y su participación en los comicios de ese mismo año, en los que apoyó la candidatura de José Vicente Rangel, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS). La decisión de participar de las elecciones se había adoptado ya en 1976, pero algunos factores prolongaron el proceso. Por un lado, al asesinato de su secretario general en julio de ese año, se unió la muerte de Enrique Rodríguez, joven militante de 17 años disparado mientras escribía consignas en Puerto la Cruz Por otro lado, el Gobierno puso todas las trabas posibles, allanando los locales de la Liga Socialista y apelando la resolución favorable del Consejo Supremo Electoral, ante la Corte Suprema de Justicia.

GRUPOS DE COMANDOSREVOLUCIONARIOS (GCR),

En 1976 se fundan los Grupos de Comandos Revolucionarios (GCR), formados por miembros de la Liga Socialista, Bandera Roja y el PRV, dispuestos a continuar con la ofensiva militar, a diferencia de otros militantes de dichas organizaciones que estaban dispuestos a trabajar en condiciones de legalidad a través de los Comités de Luchas Populares: (BR) la Liga Socialista, (O.R) y Ruptura (PRV).

 “Los Grupos de Comandos Revolucionarios (GCR) hacen prácticamente una línea de pensamiento mucho más clara, en el sentido de la no negociación con los Gobiernos de entonces, deciden hacer una tienda aparte distinta a lo que representa el Douglismo. A la cabeza de eso todo el mundo sabe que estaba Carlos Lanz Rodríguez y algunos compañeros que también venían del PRV o fueron retaguardia, etc., del PRV y que fueron el núcleo inicial; exactamente los Comandos nacen en función de la Operación “Argimiro Gabaldón” que es la encargada del secuestro del industrial William Frank Niehaus”